Nochebuena
AZUL.


Finalmente la puerta se abrió… Después de mucho esperar, de hacer una cola infinita, por fin iba a tener la oportunidad de entrar al despacho de Papá Noel y pedir mi regalo navideño. Una vez que el guardia de seguridad me dio el “Ok” entré a su oficina con mucha tranquilidad (ya había hecho esto con años anteriores) y lo encontré, como otros años: Atareado, lleno de paquetes, con algún que otro duende ultimando detalles. Mi presencia pareció ni siquiera interesarle…

– Buenas tardes – rompí el hielo.

– Ah!! Hola!! ¿Qué tal? Dime, ¿Qué regalo vas a pedir para navidad? Disculpa que te atienda así, pero estamos medio atrasados Jo Jo Jo – me respondió casi sin mirarme.

– Entiendo, no hay problema. Voy a pedir lo mismo que el año pasado… lo mismo de siempre en realidad.–

Mi respuesta pareció sorprenderlo, tanto que levanto la mirada por sobre sus anteojos y me invito a sentarme en su escritorio. Le pidió al duende que quitara todo el desorden que había en una silla y me senté. Él hizo lo mismo y le pidió al duendecillo que nos dejara solos. El duende refunfuño pero tuvo que obedecer.

– A ver… ¿Yo entendí bien? Con tanto adelanto tecnológico, con tanto regalo novedoso.¿Tú quieres lo mismo que el año pasado? –

– Así es.–

– Pero, ¿Por qué?, ¿Se te rompió el regalo anterior? No entiendo porque quieres otra vez lo mismo.–

– No, no… para nada, eso jamás se me podrá romper. Pasa que me gustó tanto ese regalo que lo quiero nuevamente para este 2014 que se avecina.–

– Bueno, esta bien. Cómo quieras. Espérame que busco en el archivo del año pasado.–

Luego de unos instantes de esperar a que ubicara mi nombre y mi apellido en el archivo, leyó en voz baja mi regalo… Sonrió y me miro nuevamente.

– Ahora entiendo porque quieres otra vez lo mismo. Ay ay, mira que ustedes son raros… Espera, que te imprimo el papelito y te lo llevas como comprobante… (Luego de unos segundos) Ahí está, todo tuyo.–

Agarré el papel que tenía impresas las siguientes palabras:

“Regalo: Seguir Enamorado de Cruz Azul otro año más y seguirlo a todos lados”.

Sonreí, conseguí lo que quería después de tanta espera. Y cuando me disponía a levantarme e irme Santa me detuvo.

– Realmente son raros ustedes los de Cruz Azul. Porque no te creas que eres el único que viene y me pide eso. No los entiendo. En vez de pedirme campeonatos como hacen otros, ustedes simplemente piden seguir enamorados de su club, de sus colores… y lo siguen a todos lados… ¡es increíble! –

– ¿Sabe cuál es la realidad? El que es de Cruz Azul siempre pide campeonatos, sería de mentalidad perdedora no pedirlos. Yo viví el 97 con tanta felicidad, será inolvidable, inigualable… Pero también la esencia de nuestra gente es la de estar al lado de sus colores siempre, sean buenas o malas las circunstancias por las que pasa el club. Cada vez que mi equipo sale a la cancha yo necesito estar, tengo la imperiosa necesidad de estar ahí…

Yo he vivido todos estos sub-campeonatos, perdí muchos clásicos, se burlaron infinitas veces en mi cara… Pero siempre estuve, a mí nadie me vino a contar que Cruz Azul andaba mal porque yo estaba mal, igual que Cruz Azul. Por eso le vuelvo a pedir lo mismo… Porque dicen que uno de esta vida no se lleva los bienes materiales; Las copas, los títulos servirán para llenar las páginas de gloria, las vitrinas, las estadísticas… De esta vida lo único que uno se lleva son los momentos de felicidad con aquello que más ama… Es el cariño expresado en una canción o en una bandera, en un abrazo con un amigo que siente la camiseta igual que uno. De esta vida lo único que uno se lleva es eso; el amor. Y le aseguro, que no hay amor más puro en esta tierra que el de la gente de Cruz Azul por sus colores. 

­– La verdad que son extraños… Siempre están a pesar de todo, es admirable­– me respondió.

– Es cierto. Y lo seguiremos siendo, por eso le pido seguir estando junto a La Máquina otro año más. Por eso le pido que mi corazón palpite más rápido cuando salen mis colores a la cancha. Por eso le pido que vuelva a sentir todo ese amor que sentí todo este 2013 (tanto en abril como en mayo) Por eso le pido seguir encontrando gente enferma por Cruz Azul como yo. 

– Y el regalo te será concedido… es más… espérame que busco algo extra…

Después de revolver en una de sus tantas bolsas sacó una casaca cementera.

– Toma, te la regalo, después de todo te todo te la mereces. Los escucho hablar de Cruz Azul y no tengo otra opción más que conmoverme; siempre que vienen y me piden cosas relacionadas a La Máquina les termino regalando además una camiseta. Jo Jo Jo.–

­– Bueno muchas gracias. Será hasta el año que viene entonces.–

– Así es. Te espero. Aunque sea pasa a visitarme, total ya sé lo que me vas a volver a pedir.–

Y cuando me paré para darle la mano y despedirme me susurro al oído…

– Decir que la tradición marca que tengo que vestirme de estos colores…
Porque si no, te juro que saldría a repartir los regalos de
AZUL Y BLANCO.


{+} ...Enamorados de CRUZ AZUL


Ir al Sitio de Cruz Azul

Photobucket


Nuestro Telón

Photobucket


Alentemos a nuestra
Cantera

Photobucket


Versando Sentimientos
Versando a Cruz Azul

Photobucket


Palabras Inmortales

Photobucket


Calendario
Clausura 2018

Photobucket


Síguenos en Twitter




Síguenos en Instagram

Instagram


Síguenos en Facebook


 

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=